Meko el Perro Mochilero

La historia de Meko, el Perro Mochilero, es la de un Golden Retriever que se aventuró junto a sus dueños a viajar por el mundo en coche desde España a Tailandia. Hoy teníamos pensado celebrar el 11º cumpleaños de Meko, con su habitual festín de carnes. Pero tristemente, Meko nos dejó a primeros de este mes. Meko fue un Gran Perro y se merece que su historia sea contada. Así que empecemos….

Celebrando el Cumpleaños de Meko
El 9º cumpleaños de Meko

Meko fue adoptado y apartado de su madre con tan solo 9 días. Desde el primer momento, Javi cuidó de él, siempre cuenta que se lo llevaba al trabajo en una caja de zapatos para darle el biberón. También le enseñó algunos trucos, como a ladrar a los ladrones en vez de hacerles la fiesta de bienvenida, buscar cosas, dar la pata,… Así poco a poco, Meko se hizo un amigo muy popular de todos los perros y humanos del barrio.
Siempre tuvo una gran pasión: el mar, que le volvía loco. Tan loco que un día se escapó y cruzó la carretera para ir a la playa. ¿El castigo? Tuvo que asistir a unas clases de adiestramiento con su dueño. Así fue como con poco más de un año y medio de edad, Meko aprendió a controlar su energía y se volvió muy educado, en muchos aspectos se parecía a un niño de 4 años. Para conseguir todo esto, entraba en juego su segunda pasión: la comida. A base de premios, Meko ha ido aprendiendo cualquier cosa que se nos ocurriera, Javi le hacía hacer cualquier perrería. Y Meko estaba feliz.


A lo largo de los años, Meko se mudó de casa unas cuantas veces, no siempre es fácil compartir casa con un animal tan grande… pero Javi nunca le abandonó y el cambio nunca le afectó, sólo quería estar junto a los que le querían, comer, dormir e ir a la playa. Casi nunca ha estado sólo, le encanta la compañía y a la gente le encanta Meko. Nosotros queríamos lo mismo que Meko y soñábamos con las playas paradisiacas donde poder disfrutar con nuestro perro. Por eso sin duda alguna, tomamos la decisión de que tenía que formar parte de nuestra loca aventura y nos lo llevamos de viaje para disfrutar todos juntos.


Barajamos nuestras posibilidades y viajar con un perro en avión, a priori, puede ser una opción razonable, sobre todo si tienes un chihuahua o un perro pequeño. Sin embargo, Meko pesaba 37 kilos y nada es lo mismo, sobre todo en precios. Así que descartamos el avión. Finalmente vimos que la mejor opción era la de ir en coche, además a Meko siempre le había encantado subirse al coche para descubrir mundo, siempre esperando que el próximo destino fuese la playa, o el campo. Así que nos fuimos de viaje en coche por el mundo.

Viajando con perro en coche
Esta acertada decisión hizo que cada día de ese viaje haya sido único e inolvidable. Meko ha hecho que este proyecto sea posible. Siempre estaba encantado con seguirnos a donde hiciera falta, aunque no tanto de esperarnos en las puertas de los hoteles…, aprendió a vigilar todo lo que pasaba por las noches en nuestros “campamentos” y a advertirnos de cualquier movimiento perceptible por sus orejas entre sueño y sueño. Siempre ha sido obediente y siempre ha encontrado una manera de hacernos sonreír.

Meko era un auténtico perro viajero, no temía nada. ¡Hasta tal punto de que no veía el peligro! En alguna ocasión hubo que ir a rescatarle de ríos y de otros animales, que, de alguna manera, siempre había parecido ser “transparentes” para él, Meko no solía interactuar mucho con otros animales. Aunque no tiene problemas en relacionarse con otros perros, jamás a respondido a los ladridos de otro perro. Siempre apartaba la mirada y cambiaba de rumbo, no quería problemas con nadie.


Era un perro excepcional, muy listo y para nosotros como un hijo a quien solo le faltaba hablar. Cuando nos instalamos en Tailandia, por primera vez, Meko se empezó a relacionar más con perros que con humanos. Aquí hay muchos perros callejeros y se había hecho amigos. Se volvió algo celoso, pero en ningún momento lo demostraba y siempre compartía sin rechistar con todos los perros callejeros en nuestro camino. Eso sí, para sentirse especial, iba pidiendo el doble de todo. Meko enseñó a los más jóvenes a comportarse y ayudó a otros a confiar en las personas. Meko era el líder de su banda de perros, nadie quería problemas con él y todos se ponían felices al verle. Así que cuando Meko daba paseos, nunca estaba solo y llegábamos a sacar hasta 4 perros a la vez.


Poco a poco, Meko iba envejeciendo. Empezó con visitas al veterinario por un problema de artrosis que cada vez iba peor. A pesar de todo, por sus 10 años, tenía muchísima vitalidad y con natación lo manteníamos en forma. Meko seguía disfrutando de su jardín, de la playa y en todos lados, más despacito, pero disfrutando de su jubilación después de ver mundo. Meko era el mejor perro que uno podía tener, era cariñoso, comprensivo, obediente, nos regañaba cuando nos peleábamos, era muy expresivo, fiel, sociable, curioso, listo, algo glotón y…tantas cosas más. Meko era único.


Hasta aquel día… cuando una garrapata le provocó la enfermedad IMHA y tras 14 días de luchas y hospital, falleció en casa, junto a nosotros. Meko descansa ahora en paz en una playa escondida frente al mar, su gran pasión.


Sigue en la memoria y en el corazón de muchas personas. No sólo ayudó otros animales sino también a personas a entender a los perros, a superar su miedo y a abrir su mente. Muchas personas nos pidieron un cachorro de Meko que no les pudimos dar, pero nuestro Perro Mochilero fue adoptado, así que ya sabes, ADOPTA.

Le hemos dado una vida feliz, él nos lo ha devuelto el doble. Todo ese amor, lo seguiremos repartiendo entre los perros callejeros de aquí, hasta el día que otro peludo entre en nuestra vida.

Si tienes una mascota, disfruta de la vida con ella. Nuestros fieles compañeros lo dan todo para nosotros, no lo olvides, hazle sentirse querido.

Meko, siempre te echaremos de menos. Te queremos.
2006-2017

Tu opinión nos importa. Ayúdanos a mejorar con tu valoración. ¿Qué te ha parecido?

Meko el Perro Mochilero
4.9 (98.75%) 16 votes

6 comentarios de “Meko el Perro Mochilero
  1. Natalia dice:

    Gracias por contarnos su historia, me da mucha felicidad saber que existen personas que hacen parte de su vida cotidiana a sus perros, es un ejemplo a seguir. Mi novio y yo tenemos un boyero de berna, Napoleón, de 9 meses, 40 kilos, es nuestro hijo, también le encanta la playa, no mucho el mar, pero sí correr por la arena como si fuera el último día de su vida, no hay nada que me haga más feliz que verlo disfrutar corriendo por la arena. Ahora estábamos planeando unas vacaciones, por supuesto, con nuestro Napoleón, y vemos lo difícil que es viajar con un perro, así fue como me encontré con la historia de Meko, me emocionó y realmente admiro el valor que tuvieron para aventurarse con él. Un abrazo, Natalia, Chile.

    • PerroMochilero dice:

      Hola Natalia, gracias a ti por tu comentario. Perromochilero nació con la idea de animar a personas como tú a viajar con su perro, para que veáis que, aunque puede parecer difícil, todo es posible. Así que esperamos que disfrutéis de unas estupendas vacaciones con Napoleón y volváis por el blog a contádnoslo en la sección de Perros Viajeros! Un fuerte abrazo!!

  2. Susana dice:

    Que bonita historia, nosotros tenemos una preciosa Weimaraner que mañana 15 de Noviembre cumple 9 años. La tenemos desde que tenia 10 semanas y solo nos hemos separado una vez 4 dias porque era muy dificil que viniera pero siempre vamos los cuatro de la familia juntos eso si en coche y a ella la encantan viajar, hemos hecho tambien muchos kilometros en España y Europa, hemos recorrido ciudades con ella, Paris, Luxemburgo, Amsterdam … etc ha montado en tren, tranvia, barco, coche de caballos y muchas rutas de montaña y playas , no se cansa nunca siempre quiere mas. asi seguiremos hemos hecho un buen equipo.

    • PerroMochilero dice:

      Hola Susana!! Gracias por tu comentario y por compartir tu historia con nosotros. Por lo que nos cuentas debe ser una perra genial y muy aventurera con la que tienes que haber compartido miles de momentos increíbles. Te queremos proponer algo, ¿que te parece si nos presentas a tu compañera de 4 patas en la sección de perros viajeros? Podría ser un bonito regalo de cumpleaños!! Un fuerte abrazo para ti un una enorme felicitación para tu peluda!!

  3. Benito Marchoso dice:

    Sólo deciros que me he puesto sentimental al leer esta página, pues yo he tenido y tengo perro, y siempre que puedo, me llevo a mi perra Aly de viaje en la furgoneta.
    Un saludo. Benito

    • PerroMochilero dice:

      Nosotros también nos ponemos muy sentimentales cada vez que volvemos a abrir esta pagina… Meko sigue muy presente en nuestras vidas pero no nos queda más remedio que seguir hacia delante. Por cierto, hemos recibido un email tuyo, en un ratillo te contestamos. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *