3ª Etapa: Barcelona – Grasse

Salimos tarde y desorientados, como siempre. Poco a poco íbamos poniendo un poco mas de orden en nuestras ideas, a la vez que reubicamos los bártulos en el coche. Vamos con prisas. Tenemos la sospecha de que la madre de Lauranne la espera al llegar a Grasse (cerca de Cannes), en casa de Charlotte, la amiga con la que se pega horas al teléfono parloteando en francés.Barcelona-Cannes

Como seguíamos empeñados en que no cogeríamos ninguna autovía de pago, dimos bastantes vueltas, hasta que anocheciendo llegamos cerca de la frontera. Allí descubrimos  un mega complejo para camioneros en un pueblo llamado La Jonquera. Decidimos que seria la primera noche que dormiríamos en el coche. Aparcamos frente a una estación de servicios. Había mucho transito de personas y nos pareció seguro. Por la mañana, al pasear con Meko, algunos camioneros se nos acercaron, les contamos nuestra aventura y nos desearon un feliz y seguro trayecto con un toque muy “profesional”.140420201591

Esperábamos ansiosos nuestra primera frontera, avanzábamos por la carretera esperando alguna garita con policías y señalizaciones, pero nunca llegaba. Atravesamos un pequeño techado despoblado  y continuamos por el pueblo y de repente los carteles estaban en francés. Allí nos dimos cuenta de que en Europa existe el “libre” transito. Ya Estábamos en Francia. El teléfono nos aviso de que ya no teníamos acceso a los datos y que estábamos en raodming. Acabamos de perder el GPS.

Continuamos viajando por el nuevo país, angustiados por lo poco que avanzábamos al no querer pagar peajes, Empezamos a distanciarnos de la ruta inicial, de la que solo recordábamos 4 o 5 ciudades, eso si descubrimos carreteras casi solitarias rodeadas de los famosos viñedos franceses.viñedos-sur-francia

Comenzamos a llamar a Charlotte, ansioso por intentar averiguar si estábamos en lo cierto, que el rencuentro entre madre e hija  antes de partir al lejano oriente seria posible. No soltaba prenda. Finalmente encontramos un McDonald en la carretera, -¡Wifi Gratis!- ponía en la puerta. Pudimos volver a mirar el mapa y tener claro nuestro destino. Empezamos a ganar tiempo cuando vimos una pradera preciosa donde parar. Nunca podemos olvidar que viajamos con un perro.sur-francia

Javi emocionado le lanzo el “frisbee” a Meko, pero la hierba alta lo hizo desaparecer. Meko se divirtió un buen rato saltando como una liebre por un campo de cereales intentando encontrar su juguete sin éxito. Acabamos llevándonoslo de allí empapado y frustrado sin su disco.viajar-con-perros

 

Charlotte nos llamaba insistentemente para ver cuanto nos quedaba, tenia la cena preparada y su pareja entraba a trabajar en breve. No podíamos ir mas rápido, cedimos y cogimos un buen tramo de autovía de peaje. Teníamos miedo del importe final, así que a medio camino salimos de ella. Cogimos un atajo, tan solo nos quedaban 40km, eran cerca de las 9 y media cuando de repente el camino se torno en una sinuosa carretera de montaña que nos volvía a ralentizar. Volvimos a contactar con Charlotte, que no paraba de llamar con insistencia, nos imaginábamos lo peor, que Nadine, la madre de Lauranne la estaba esperando y que se tendría que marchar. El estrés se apoderaba de nosotros, llevábamos horas conduciendo casi sin parar para descubrir qué nos aguardaba al llegar.

Finalmente llegamos a la ciudad y seguimos las indicaciones hasta la estación de tren donde nos recogerían. No había movimiento alguno. Dimos una vuelta por el parking, nadie nos estaba esperando. A los pocos minutos llego un coche que no reconocíamos y nos deslumbro con las largas, nos acercamos mutuamente con cierta timidez. Visualizamos dos siluetas desconocidas, hasta que apagaron las luces y desvelaron el misterio, era Nadine y su marido. Apresuramos a bajar del coche, intercambiaron abrazos, besos y lagrimas brevemente y nos dirigimos a celebrar junto a Charlotte el ansiado momento.familia

Brindamos todos juntos con característico toque francés, ¡con champagne!.

Anterior: Barcelona
Next Stop: La Côte d’Azur
3ª Etapa: Barcelona – Grasse
5 (100%) 1 vote

5 comentarios de “3ª Etapa: Barcelona – Grasse

  1. Faro!!! dice:

    Javi!!!! Soy Faro!!!! Qué me gusta tu registro del viaje tío!!! Mucha suerte a los tres y pasároslo de maravilla, que para penas y movidas ya está España. Disfrutadlo tío!!! Y dale un abrazote al meco!!!!

    • perromochilero dice:

      Hola Álvaro,me alegro de que te gusten nuestras aventurillas, y no te preocupes que le daremos abrazote fuerte de tu parte a Meko, aunque ya van dando mimos alli por donde va, tu ya le conoces…Un abrazote fuerte tio!

  2. Diego dice:

    Soy Diego. Creo que voy a llegar antes yo en Italia que vosotros afuera de Europa. ehehhheh. Que tal por ahì? Parece bien. VIajando y viajando.

    • perromochilero dice:

      Ey Diego!! creo que nos escaparemos antes de Europa de lo que parece, ya estamos en Albania pero vamos con mucho retraso actualizando la web, Viajando viajando y disfrutando tanto que nunca tenemos tiempo para escribir. Un abrazo muy fuerte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *