¿De dónde venimos?¿A dónde vamos? Nuestra Ruta

¿De dónde venimos?

Al poco tiempo de conocernos nos fuimos de escapada a Cabo de Gata con Meko. Poco a poco, cuanto más nos conocíamos, descubrimos que eramos dos viajeros empedernidos y queríamos cambiar de ciudad para descubrir mundo y vivir la vida como una aventura. Deseábamos ir lo suficientemente lejos como para tener que aprender nuevas costumbres. Estábamos cansados de Málaga y de nuestra rutina. Así que buscando destinos económicos para vivir, con buen clima y playa (requisitos indispensables para nosotros). Optamos por Tenerife, parece que había suficientes opciones para trabajar en el turismo, que es el sector que más nos interesaba.

Pero por cosas del destino, en Marzo de 2013, el día que íbamos a pagar los billetes de avión,  llamó a nuestra puerta una buena oferta de trabajo para mi (Javi). Parecía una señal para que no nos marcháramos. El asunto es que ya habíamos avisado para dejar el piso de alquiler, Lauranne había dejado ya su trabajo y yo estaba a punto.

Entre tanto teníamos un vuelo para esa semana a Nantes, para visitar la familia de Lauranne, era la boda de su madre. Estando allí, también llamaron a Lauranne para ofrecerle trabajo en Benalmádena. Así que nuestro plan se había complicado un poco, al llegar de Francia no teníamos que hacer las maletas para ir a las islas, si no ponernos a buscar piso. Nos lo propusimos como la posibilidad de ahorrar más dinero y poder hacer mejores viajes.

Familia de Lauranne

Al parecer la suerte estaba de nuestro lado. Encontramos un fantástico ático en Benalmádena frente a la playa, a unos 300mts del hotel donde le habían ofertado el trabajo. Es barato, 450€ al mes. Con garaje, 2 dormitorios, piscina y un grandísimo patio para tomar el sol y hacer barbacoas!!

Disfrutando del Patio

Ya ha pasado casi un año, al final el trabajo en el hotel no salio, pero las ofertas laborales en la costa para Lauranne llovieron, al final pudo elegir entre varios hoteles con diferentes condiciones, acabando justamente en el de enfrente al que le hicieron la primera oferta y ganando más. Hemos podido ahorrar bastante y aún no hemos perdido las ganas de viajar. Ademas hemos podido probar Couchsurfing y hemos tenido hasta un invitado.

¿A dónde vamos?

Durante el año que hemos permanecido en Benalmádena, hemos estado preparándonos para irnos, en algunas ocasiones aparecía la duda, en otros momentos viendo vídeos de viajeros, estábamos locos por salir ya y soñábamos con diferentes destinos. En principio, al saber que disponíamos de más capital descartamos Tenerife para centrarnos en Malta.mapa malta 1949

Cumplía los requisitos del clima y calidad de vida. Ademas yo siempre he querido practicar mi inglés, o mejor dicho aprender algo. Parecía buen sitio.

Pero cuanto mas investigábamos, mas cuenta nos dimos de que estaba plagada de españoles. Con lo pequeña que es la isla,  nos costaría mucho no relacionarnos con ellos, fastidiando así el plan de aprender el idioma. También supondrían una dura competencia para los puestos de trabajo en los que se solicite un ingles muy básico. Pero el detonante para descartarlo fue que tras empezar a gestionar la documentación para llevar a Meko a Malta, nos dieron un susto con el precio de subirlo en un avión hasta la isla, unos 1200€ para ir y otros tantos para cuando quiera salir de allí.

 

La Ruta Prevista

Ya teníamos claro que nuestro destino tenia que ser, si o si , por tierra. Si tu perro es grande, llevarlo en un avión es muy caro. Buscando un poco en Google maps vimos que se podía llegar a la India en coche sin problemas, desde tiempos inmemorables gran parte de este camino forma parte de la conocida Ruta de la Seda.

ruta de la seda en coche
Está era la ruta inicial que teníamos pensado, siguiendo en gran medida la Ruta de la Seda

Ahh!! pero la ruta pasa por Irán y Pakistán, mejor no…, con nuestros prejuicios actuales no podemos entrar en ningún país musulmán  y menos donde están todos los Talibanes.

Entonces buscamos alternativas y para llegar a la India nos dimos cuenta de que no había otra opcion, teníamos que cruzar Pakistán. Podíamos evitar Irán pero tendríamos que pasar por China, que tienen una cuarentena muy estricta para los animales, así que Meko no podría venir… Entonce solo nos queda la ruta original por Irán y Pakistán. En este punto empezó la investigación y el replanteamiento de si la ruta en si era viable. Estaba resultando tan viable que encontramos por Internet a otros viajeros españoles que harán la misma ruta en fechas cercanas a la nuestra.

Viajaremos por Europa haciendo varias escalas en Barcelona, Niza-Cannes-Monaco, Milano-Venezia, Ljubljana-Bled, Split, Dubrovnick, Tirana, Skopje, Sofia, Estambul-Izmir-Cappadocia-Van. Hasta aquí esta mas o menos controlado. Una vez lleguemos a Tabriz, nos dejaremos un poco llevar y disfrutar del país y del precio de su gasolina. Es muy barato (0,17€/L) lo que nos permitiría recorrer grandes distancias y descubrir el país y sus gentes. Iremos la ciudad portuaria de Bandar Abbas para averiguar los precios de los Ferrys a Dubai y al resto de Asia. En función de los precios estudiaremos alternativas al plan original: Atravesar Pakistan! Si lo hacemos o no dependerá de los ánimos y de como estemos disfrutando del viaje. Conocemos a grandes personas allí y nos gustaría visitarlas. La idea es entrar por Taftan hasta Quetta, conducir hasta Multan y descansar al llegar a Lahore. Cuando crucemos la frontera con India en Wagah, no sabemos que haremos. Uff !! son tantas cosas por programar, que por Internet es imposible. Cualquier imprevisto… Lo peor es que sabemos que la frontera por tierra de Myanmar esta cerrada desde hace años. Somos hombres de fé y llenos de ilusión, leímos de gente que organiza entradas por el país por unos 1000 dolares por cabeza… ¡Bendito Internet!

Actualmente, desde nuestro sofá, estamos planteándonos llegar hasta Tailandia. Desde aquí parece fácil llegar. El destino nos resulta el mas interesante acordes con nuestras expectativas. Conforme avanzamos en nuestro proyecto y mas información tenemos,  mas se encarece el asunto y probablemente tengamos que hacer un alto en el camino para trabajar, si tenemos suerte de encontrar algún puesto.

Estamos a la espera de recibir el pasaporte de Lauranne, y tramitar los visados de Iran, Pakistan e India. El de Turquía es solo para Javi y es mucho mas sencillo que los demás, es online!

Falta que llegue el Carnet Internacional de Lauranne y con cita para el de Javi. Mañana una cita con Sanidad Exterior, para las vacunas. También hemos solicitado la información a Race para la documentación del coche. Comprando piezas para hacer el coche indestructible, buscando GPS,…, en fin, preparando las cosas.

De todas formas ya hemos avisado en nuestros trabajos, no hay marcha atrás…. NOS VAMOS!!!!

Nuestra Ruta por carretera desde España a Tailandia

Por petición popular y porque tardamos mucho en transcribir el resto del diario de viaje, finalmente hemos actualizado este post con la información de la que fue nuestra ruta por carretera. Como imaginareis, no os podemos detallar cada uno de los 35.000 km que recorrimos, pero os indicaremos cuales fueron los países, las fronteras y las ciudades que visitamos. Para que sea aun mas fácil de ubicar en el mapa, las fronteras tienen un enlace a Google Maps.

Básicamente esta fue nuestra ruta en coche:

ESPAÑA-FRANCIA-MÓNACO-ITALIA-ESLOVENIA-CROACIA-BOSNIA Y HERZEGOVINA-MONTENEGRO-ALBANIA-GRECIA-TURQUÍA-IRÁN-PAKISTÁN-INDIA-NEPAL-INDIA-MYANMAR-TAILANDIA-MALASIA-TAILANDIA

Europa

Nuestra aventura empezó en Málaga en la fecha prevista, el 15 de Abril de 2014. Estuvimos unos dias en Madrid y uno en Barcelona, con lo que llegamos a Francia en pocos días. Entramos por La Jonquera y fuimos directos hasta Grasse, cerca de Cannes evitando las carreteras de peaje salvo a la altura de Marsella. Paramos unos días para disfrutar de la Cote d’Azur para despedirnos de los últimos familiares y amigos, y para terminar de hacernos a la idea de que saltábamos a lo desconocido.

primer día viaje perromochilero Madrid
Reorganizando el coche antes de seguir nuestro viaje

Entramos en Italia trás conducir por las calles de Mónaco y por el circuito de F1 de Monte-Carlo.  Decidimos poner rumbo a Venecia, pero tardamos unos dos días ya que esquivamos la autovía hacia Genova y atravesamos las montañas por el curioso Paso de Tenda hasta llegar a Asti. Hicimos noche una vez mas en Mantova y desde Venecia fuimos directos al corazón de Eslovenia cruzando por la frontera de Robič, cerca de Udine.

perromochilero gondola venecia
Quien ha dicho que los perros no podían pasear en gondola?

Una vez más evitando las carreteras principales acabamos en Koritnica, vistamos Bled y Bohinj. Dimos una vuelta bajo la lluvia en Ljubljana y esta vez cogimos la autovía en dirección Zagreb aunque a la mitad nos desviamos hacia el sur, entrando en Croacia por Metlika y buscando la costa hasta Dubrovnik, aunque para llegar tuvimos que hacer noche en Split. De vuelta al asfalto, nos encontramos en mitad Croacia con una frontera de Bosnia y Herzegovina, un pequeño trozo de 11km del país, divide Croacia en dos. Disfrutamos del buen tiempo en Montenegro y nos pasamos el día de playa en Kotor y seguimos hasta Tirana cruzando por Muriqan – Sukobin para entrar en Albania.

Perromochilero Kotor Montenegro
Primer baño en Kotor

No nos gusto mucho la capital y atravesamos Vlöre y el puerto de montaña de Ceraunia para probar suerte en las playas de Sarande, una localidad del sur del país. Desde allí entramos a Grecia esta vez pasando por Qafë Botë. Nos dirigiamos a Tesalónica, y usamos la carretera de peaje E90 para atravesar rápidamente el interior del país. Hicimos una escala en Alexandropoulis y dijimos adiós a la Unión Europea saliendo por Kipi Border. Europa entera la recorrimos en poco mas de 2 semanas y a partir de Turquía es cuando empezamos con el “slow travel”, estando como mínimo alrededor de un mes por país.

Paseo por Thessaloniki

Asia

Llegamos a Estambul, disfrutamos de su hospitalidad y de un par de buenos consejos que decían que la mejor manera de llegar a nuestro próximo destino, Izmir, era volviendo sobre nuestros pasos hasta Çanakkale y coger un Ferry.  Sin querer, nos encontramos con la famosa ciudad de Troya y nos perdimos por algunas de las playas que aun quedan casi vírgenes en Turquía. Bordeamos toda la costa mediterránea turca buscando sus mejores playas y paramos en lugares como Çesme, Izmir, Karadere, Bodrum, Fethiy y Kaş hasta Antalya donde nos desviamos al interior para ver Capadocia. Pasamos por Konia y Aksaray para llegar a Göreme. Después nos dirigimos a Erzurum porque teníamos pensado salir del país por Doğubeyazıt pero un cambio de planes nos llevo hasta Van. Esperamos unos días a que nos llegara el carnet de pasajes y tras 28 dias nos fuimos hasta la frontera de Serow Border en Yuksekova – Esendere.

estambul Turquia
Con estas vistas de Estambul, como decir que no a un té

Ya estábamos en Irán, fuimos a parar a la casa de Husein en Urmia. Cruzamos el lago salado y paramos en Tabriz. Desde allí hicimos una excursión hasta Kaleybar, cerca de Azerbaiyan, y volvimos. Nuestro siguiente punto en el mapa era Rasht, en el mar Caspio. Intentamos coger una carretera secundaria pero fue inútil, aunque estaba indicada en el mapa la realidad era diferente, estaba aun en construcción. Volvimos por la vía principal pasando por Zanyan. Hizimos otra escapada para ver el pueblo Masuleh y de allí nos fuimos a la capital. Tras unos días en Teheran, volvimos a hacer una escapa al norte, a ver el volcán Damavand. Para ser honestos, no nos sentíamos muy cómodos viajando con nuestro perro en Irán y tuvimos que evitar la ciudad de Qom, por lo que fuimos directos atravesando el desierto hasta Isfahan, Kerman, Yazd y Zahedan, lugares donde teníamos contactos de Couchsurfing. Aun así estuvimos 26 dias en Irán.

Perromochilero Bazaar Tabriz Iran
El bazaar de Tabriz en Irán

Llegamos a la parte mas caliente de nuestra ruta, entramos en Pakistan atravesando la frontera de Miryaveh -Taftan escoltados por el ejercito. Sin mucha alternativa y sin posibilidad de visitar nada, por culpa de los posibles ataques de los Talibanes, paramos en Dalbandin y en Quetta.

Perromochilero Balochistan Pakistan
Las carreteras de Balochistan, cuando hay!

Al llegar a Shikkarpur, ya nos dieron libertad para explorar el país. En principio no queríamos estar mas de 5-7 días en Pakistan pero finalmente, los 30 días del visado nos supieron a poco. Nos quedamos por la zona y visitamos Sukkar. Después fuimos hasta Multan, donde nos esperaba un gran viajero pakistaní.

Ghanta Ghar Chowk Multan Pakistan
Paseando por el centro de la ciudad de Multan en Pakistan

Fuimos hasta Lahore donde pusimos el freno a nuestro viaje durante casi dos semanas. Encontramos a una familia que nos hizo sentir como en casa y aprovechamos el tiempo para hacerle una puesta a punto al coche y planear nuestros siguientes pasos. Decidimos que queríamos conocer el norte de Pakistán, pero para ello teníamos que volver hacia el oeste, cosa que no estábamos muy acostumbrados a hacer. Cogimos la estupenda autovía que conecta Lahore con Islamabad y empezamos a conducir por la mítica Karakorum Highway, conocida como una de las carreteras más peligrosas del mundo. Sufrimos directamente la mala fama de esta carretera, nos hizo pasar una de las experiencias más duras de nuestro viaje, el monzon se ocecó con nosotros hasta el punto de derrumbar la montaña delante nuestra y dejarnos el coche atrapado con mas de medio metro de agua dentro.

Perromochilero Karakorum Highway Pakistan
Nos quedamos atrapados en el Karakorum igual que este bus con el agua subiendo dentro del coche

Como no teníamos pensado cruzar hasta China por el Khunjerab Pass y ya habíamos tenido bastante, nos quedamos en Naran y disfrutamos de la naturaleza.

Pakistan Karakorum Naran Lago Saiful Muluk
Disfrutando de un paseo por el lago Saif-ul-Muluk en la cordillera del Karakorum en Pakistan

De vuelta en Lahore se nos acababan los 30 días del visado y no lo pudimos ampliar al estar todo cerrado por EID del Ramadan, que lo celebramos con la familia que nos había hospedado los días anteriores. Justo al dia después cruzamos la famosa frontera de Wagah Border y entramos en la India.

Perromochilero Wagah Border Pakistan
Espectaculo en la frontera Wagah

 

¡Ya estábamos en la India, nuestro destino original! Visitamos Amritsar y de allí fuimos a descubrir Cachemira, paramos en Jammu y Srinagar. Volvimos al Punjab y llegamos hasta Amabala, solo de pasada, nuestra siguiente parada era New Delhi. Desde allí empezamos a buscar soluciones para cruzar hasta Tailandia en avión o en un container, pero finalmente conseguirnos contactar con suficientes viajeros para organizar un grupo para cruzar Myanmar por tierra desde la India. Ya teníamos el plan y 2 meses por delante para ver la Increíble India.

Perromochilero Taj Mahal Agra India
Foto en el Taj Mahal: hecho!

Fuimos a Agra para ver el Taj Mahal y después cruzamos todo el país por la costa occidental, cruzando por Ahmedabad hasta llegar a Mumbai. Nos supuso 3 días de carretera 48, en los que no sabemos exactamente ni donde paramos a descansar, alguna noche en un hostal de mala muerte y otra de acampada libre en el arcén de la carretera. Eso si teníamos muchas ganas de encontrar el mar para disfrutar de la playa con Meko, así que nos desviamos a la altura de Surat pensado que la costa seria impresionante y salvaje. Fue un gran error, solo había una refinería de petroleo. Estuvimos varios dias en Mumbai, nos reencontramos con Javi y Diana de Desde la Moto y acabamos en el rodaje de una pelicula en un estudio de Bollywood.

rodaje pelicula bollywood
Rodaje de una pelicula de Bollywood

Desesperados por el trafico y lo complicado que era movernos con Meko,  nos fuimos nuevamente buscando un sitio mas alejado de la ciudad y más cerca del mar, íbamos a Goa, esta vez las playas no nos decepcionarían. Eso es lo que creíamos, !pillamos la época de lluvias! Esto junto al mal estado de las carreteras, hizo que se nos descolgara el tren trasero del chasis del coche. Afortunadamente fue a menos de un kilómetro de nuestro host en Chorao, a las afueras de Panaji, la capital de Goa. Estuvimos allí una semana en la que no paro de llover y reparar el coche fue complicado pero lo conseguimos y hasta vimos salir el sol para poder pasear por la playa durante una tarde. Como el tiempo no nos acompañaba y al parecer cuando era época de lluvias en el sur, el norte era la temporada seca, decidimos volver sobre nuestros pasos hasta New Delhi, aunque nos paramos en Púshkar y vimos de pasada Udaipur y Jaipur.

Perromochilero Pushkar India
Asisitimos a una de las muchas celebraciones indias en Pushkar para venerar los dioses

Era la primera vez que pasábamos dos veces por el mismo lugar y volvíamos a la casa de los mismos couchsurfers. En la capital gestionamos los visados que necesitábamos para el viaje, el de Nepal y el de Myanmar. Nuestros amigos de Nueva Delhi nos recomendaron entrar a Nepal por la frontera de Bhimdatta, la mas occidental de Nepal y que funciona en una sola dirección cada ciertas horas.

Frontera India Nepal Bimdhatta Banbasa
Cuando llegamos a la frontera entre la India y Nepal, las puertas estaban cerradas…

Al principio del viaje no teníamos muy claro si visitar Nepal o Sri Lanka, pero el destino nos llevo de vuelta al Himalaya. Posiblemente fue una de las mejores decisiones que tomamos, puesto que los primeros días en Nepal son de los que más hemos disfrutado en todo nuestro viaje. La naturaleza salvaje del país, el escaso trafico y el modo de vida tan rural de las gentes de estas montañas, nos hicieron sentir “más humanos” que nunca.

tribu que conocimos en nuestra ruta por nepal
Compartiendo momentos únicos con una tribu de Nepal

El paisaje se prestaba a la acampada libre y decidimos evitar la carretera principal que atraviesa el país para coger una vía alternativa que supuestamente nos llevaría hasta Pokhara. Google Maps decía y sigue diciendo que existe una carretera marcada en amarillo, denominada como F51 que conecta Doti con Sanfenagar. Vale que llevamos un turismo y estamos un poco mas limitados en ciertos caminos, y aunque nos atrevemos con el Off-Road, pero marcar ese camino en amarillo y no en blanco, indicando que es una vía “transitable”, es un delito. Nos tuvimos que dar media vuelta, pero no nos supuso ningún problema, estábamos disfrutando tanto del paisaje que no conducíamos más de un par de horas al día para poder volver a acampar cerca de cualquier arroyo.

Seti Highway Nepal
Explorando el Noroeste de Nepal

De vuelta a la carretera del valle, cruzamos medio país hasta Sidarthanagar, el lugar donde nació Buda. Subimos el puerto de montaña bajo la intensa lluvia hasta Pokhara, donde hicimos un pequeño trekking por el Annapurna, fue un desastre porque nos perdimos en la montaña y las sanguijuelas nos devoraron. De vuelta de la aventura nos dirigimos a Katmandú y volvimos a aparcar el Toledo por unas semanas. En la capital terminamos de organizar el grupo para cruzar Myanmar y nos reencontramos de nuevo con la pareja de Desde la Moto y conocimos a Ángel, con quienes compartiríamos el resto de nuestra ruta hasta Tailandia.

conduciendo hasta nepal
Conduciendo en el distrito de Tamel, en el centro de Kathmandu

Durante esos días aparte de conducir por el caótico trafico de Tamel para ir nosecuantas veces a intentar conseguir el visado para volver a la India desde Nepal y el de Tailandia, solo cogimos el coche para ver las vistas del Everest en Nagarkot y para conducir directos hasta la frontera de Kakarbhitta. Como nosotros teníamos todos los visado listos hasta el final de nuestro viaje, adelantamos al resto del equipo y nos fuimos a seguir explorando el Nordeste de la India durante las 3 semanas que nos quedaban para tener que estar en la frontera con Birmania. Finalmente nos queda un bonito recuerdo de un mes y medio en Nepal.

De nuevo en la India, esta vez estábamos en Siliguri, muy cerca de Darjeeling, una las plantaciones de té más famosa de la India. Subimos al norte hacia Sikkim, Kalimpong y Namchi hasta que llegamos hasta Gantok cerca de Butan, e intentamos subir hasta el Lago Tsomgo que hace frontera con China, pero el ejercito no nos lo permitió. Seguimos hacia el este y nada más entrar en el estado de Assam, nos bloquearon en un control militar. Todo el estado estaba cerrado al trafico por alerta terrorista.

Perromochilero parados alerta Issan
Parados por alerta terrorista en el estado de Assan

Preocupados porque por primera vez teníamos que estar en una fecha determinada en un lugar concreto, insistimos tanto a los soldados que al día siguiente nos permitieron conducir libremente y disfrutamos de la India de una forma que hasta ahora no lo habíamos hecho, sin trafico!!! Todo estaba cerrado y no había ni un alma en la calle, se había declarado la ley marcial y nosotros tan tranquilos disfrutando de la carretera así que llegamos hasta Shillong, un lugar que nos habían recomendado los soldados y que lo llamaban los Alpes de la India. La verdad es que no nos gustó nada y nos marchamos al día siguiente hacia Dimapur y después a Kohima. Llegamos a tiempo a Imphal para donde conocimos a Stefan y Fu y a GlaarkHouse, miembros de nuestro grupo para cruzar Myanmar. Acampamos en frente al Loktak Lake y por ultimo fuimos a Moreh, donde nos teníamos que reunir con el resto del grupo.

Las vistas que teníamos del Lago Loktek desde nuestro lugar de acampada a las afueras de Imfal en Manipur.

Nos sentíamos unos privilegiados sabiendo que eramos de los pocos viajeros que habían podido cruzar la frontera de la India con Myanmar, cerrada durante décadas. Desde luego nunca antes un Seat había llegado tan lejos, y tal vez un perro tampoco… Pero poder descubrir esta casi inexplorada  parte del mundo tiene un precio. Para conseguir los permisos para cruzar el país por tierra, tiene que acompañarte un Agente del Gobierno de Myanmar al que tienes que pagarle todos los gastos y estará contigo en todo momento mientras viajas por una ruta preestablecida. Esto se gestiona mediante unas agencias autorizadas por el Ministerio de Turismo y para compartir los gastos del guía organizamos el grupo, cuanto mas personas mas barato.

El grupo de Myanmar en la frontera con la India, donde nos encontramos con un crack: Albert Casals viajando en silla de ruedas y sin dinero. Sin palabras!

Nosotros eramos 13, Bruno y Lina (una pareja alemana en una una Mercedes Westfalia), Patrik y Alexandra (una pareja suizo alemana con Toyota Landcruiser increíble), Jen y Peter (otra pareja alemana con una Mercedes Unimog), Ángel (un sevillano montando una Royal Enfield), Stefan y Fu (desde studgart en un Super Tenere y una BMW F800GS), Javi y Diana con su delicada BMW F800GS y nosotros. Tuvimos 15 días para atravesar el país desde Moreh hasta Myawaddy, pasando por Kalaymyo, Monywa, Mandalay, Bagan, Kalaw, Inle Lake, Naypyidaw, Golden Rock, Thanton, Hpa an, en la que nos paso de todo. Tuvimos un accidente con una moto, en perdimos un faro ademas de varios desperfecto y su correspondiente juicio. La cosa acabó bien, sobre todo teniendo en cuenta que la ley de trafico de Myanmar dice que el culpable de un accidente siempre es el del vehículo más grande, sin importar todo lo demás.

accidente con una moto cruzando birmania
En este momento llamamos a la embajada y nos dijeron que era imposible que estuviéramos cruzando Myanmar por tierra y que no nos podían ayudar

Pero no todo nos paso a nosotros, se les rompió la suspensión a la moto de Javi y Diana, el Unimog partió dos muelles y después abolló el Toyota, al que acto seguido la otra Mercedes también le rozó. Hubo momentos de tensión al ser un grupo tan grande de viajeros que llevaban muchos meses en la carretera y acostumbrados a tomar decisiones libremente, pero aprendimos a funcionar como un equipo y disfrutamos de la experiencia. El país es impresionante y nos mereció la pena el esfuerzo económico para llegar al sudeste asiático.

carretera birmania
Por fin habíamos podido llegar hasta el sudeste asiático por carretera

Cuando en España le decíamos a la gente que íbamos a Tailandia y nos miraban como a locos pero allí estábamos casi 10 meses después. Al cruzar la frontera y entrar en Maesot pasamos la ultima noche todos juntos acampando en un campo de fútbol y a la mañana siguiente cada uno siguió con su aventura. Nos quedamos un día por allí, Lauranne tenia una entrevista de trabajo, ya estábamos cambiando el chip porque el final de nuestra aventura se estaba aproximando.

Frontera Mae Sot Tailandia
Cruzamos la frontera entre Myanmar y Tailandia, la última de nuestro viaje

Desde Mae Sot fuimos a Bangkok pernoctando por el camino. Al llegar a la capital nos estresamos bastante porque no encontrábamos donde dormir con Meko y el trafico era horrible. Tras un par de horas dando vueltas decidimos conducir hasta la playa mas cercana y acampar. Eso hicimos, nos dio tiempo a llegar a la playa de Cha-am donde nos quedamos unos días intentando asimilar que solo nos quedaba una etapa más para nuestro destino final. Nos subimos al coche hasta llegar a Phuket donde nuevamente buscamos una playa tranquila donde acampar. Allí montamos nuestro campamento base y empezamos a buscar una casa para alquilar, a los pocos días ya teníamos nuestra casa en Tailandia.

Final de nuestra ruta en Tailandia
Acampando en la playa del Parque Nacional de Sirinat en Phuket

Los días pasaron muy rápidamente y llego la navidad, fuimos a Koh Samui para pasar las fechas con algunos de los viajeros del grupo de Myanmar y los invitamos a casa a pasar la Nochevieja. Podríamos decir que por aquí se acabo nuestro viaje, cuando Lauranne empezó a trabajar de profesora y nos mudamos a la casa definitiva, pero lo cierto es que condujimos lo que nos quedaba de coche una ultima vez más para salir a Malasia por Wang Prachan Border para renovar nuestros visados. Poco más de 1.000km en un día para volver al que era nuestro nuevo hogar en Phuket. Esta vez si que pusimos el freno de mano a nuestro querido Seat Toledo y dejamos la vida nómada.

perromochilero Tailandia
Conseguimos llegar hasta Phuket, ahora toca relajarse en las playas de la isla…

Hasta aquí de momento para nuestra aventura viajera por carretera, aunque hemos seguido visitando lugares como Kuala Lumpur o Penang.  Nuestro pobre coche necesita unos cuantos recambios para poder sobrevivir…

Como primicia, si todo sale según lo previsto, en abril de 2018 volveremos una vez más a la carretera para intentar llegar a España de nuevo. ¿Te apuntas a nuestra próxima aventura? Síguenos en las redes sociales porque el viaje de vuelta lo retransmitiremos por Youtube!!

 

 

 

¿De dónde venimos?¿A dónde vamos? Nuestra Ruta
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *