9ª Etapa: Zadar – Dubrovnik (Sorprendidos en Bosnia y Herzegovina)

Los rayos de sol se filtraban en el interior del coche. Habíamos pasado otra noche durmiendo en el Toledo. Meko rápidamente se agobia en cuanto sube un poco la temperatura y con su constante jadeo es imposible dormir un poco mas. Al quitar el parasol nos dimos cuenta de que estábamos aparcados en un lugar con unas vistas privilegiadas a la ciudad de Zadar. Aun medio dormidos bajamos del coche a pasear a Meko y preparar un café. Pero no nos dio tiempo, a dos coches de distancia había un policía multando a los vehículos aparcados como el nuestro y una grúa un poco más lejos retirando algunos coches. ¡Arranca y vamos antes de que sea demasiado tarde!. Empezó de nuevo  a llover, una vez más una ciudad que se quedaba sin explorar.Conduciendo en Croacia bajo la lluvia

Teníamos que seguir avanzando hacia el este para intentar escaparnos de la tormenta que nos perseguía desde Italia. Condujimos por la carretera de la costa con la esperanza de que el sol brillara con suficiente fuerza para que pudiéramos disfrutar de cualquiera de las cientos de playas paradisíacas del mediterráneo croata.1405030389-3

Pero no estábamos de suerte, fue otro día más en el coche que se nos estaba haciendo muy largo a los tres. De vez en cuando paraba de llover y aprovechábamos para pasear a Meko un rato. La carretera en general, a pesar de la lluvia, era buena y se podía disfrutar de las vistas de los pueblecitos costeros. Hay multitud de carteles en la ruta ofertando hostales, restaurantes y actividades acuáticas. Suponemos que en temporada tiene que rebosar de vida y turismo.

Costa de Croacia
Costa de Croacia

 

Estábamos despistados en la carretera cuando de repente nos encontramos una frontera. ¿Montenegro? ¿nos hemos pasado ya Dubrovnik? es imposible, estábamos hace poco a  unos 70km… ¿BH, qué país es este? ¡Estamos en Bosnia!. Otro país más y este vez uno que no pensábamos cruzar. No nos pusieron ninguna pega para entrar con Meko, ni nos pidieron su pasaporte. Otra prueba superada, una vez mas viajar con un perro no es ningún problema.

Neum
Costa de Bosnia

 

Cruzamos la única ciudad que hay, Neum y continuamos bordeando la costa durante 10Km hasta volver a entrar en Croacia. Nos pidieron los pasaportes, los ojearon, le dieron dos vueltas, parecía que no comprendían nada y nos desearon algo que no entendimos…

Todo es precioso, el cabo que se adentra en el mar hace tener la sensación de estar en un inmenso lago azul turquesa. A pesar de la intermitente lluvia estábamos disfrutando del viaje pero teníamos que llegar a Dubrovnik antes de que anocheciera para no tener que volver a dormir en el coche.

14050303110
Atardecer en Dubrovnik

Un par de horas después llegamos a Dubrovnik. Pensábamos que seria un pequeño pueblo y podríamos montar la tienda. Lo atravesamos buscando un lugar tranquilo. Error, es un gran ciudad, ademas con mucho turismo, donde no se puede acampar. Lo bueno es que pudimos descubrir las vistas desde las afueras y disfrutar de este precioso atardecer.

Una vez mas nuestros planes van variando. Tras varias vueltas encontramos un lugar donde parar el coche en lo alto del monte. No hay aparcamiento posible y las calles son de un solo carril y sentido. Frente a una guesthouse, o “sobe” como las llaman en croata. Era de noche y solo queríamos descansar no estábamos dispuestos a negociar mucho, 30€ por noche era el precio. Sabíamos que en una ciudad turística de referencia poco mas barato íbamos a encontrar algo sin reservar.

Por el momento, teníamos que descansar para poder aprovechar el día siguiente y visitar la ciudad entera.

Anterior: 8ª Etapa: Koritnica – Zadar (Lago Bled y Bohinh)
Next Stop: Dubrovnik

 

Tu opinión nos importa. Ayúdanos a mejorar con tu valoración. ¿Qué te ha parecido?

9ª Etapa: Zadar – Dubrovnik (Sorprendidos en Bosnia y Herzegovina)
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *