fbpx

10ª Etapa: Dubrovnik – Tirane (Kotor-Montenegro, nuestro primer día de playa)

Amanecía soleado en Dubrovnik. Ya era hora, por el momento, el tiempo que nos iba acompañado era desastroso. No habíamos podido disfrutar de las lindas playas de Croacia como planeábamos desde nuestro sofá. Dudamos si quedarnos un día más, pero el precio que pagábamos por la guesthouse era elevado y que ya nos habían ofrecido alojamiento mediante Couchsurfing en Tirana… 

Decidimos movernos y continuar en la carretera de la costa con la esperanza de encontrar un lugar donde darnos un chapuzón bien merecido. Eso sí aprovechamos para tirar unas fotos, pasear a Meko y dar una última vuelta por el puerto. Había que disfrutar el sol.

dubrovnik-pano

La etapa de hoy era peculiar, en menos de 300km visitaríamos 3 países, viajaríamos atravesando Albania, para evitar pasar por Kosovo. Llegamos a la frontera con Montenegro. Una vez más, nada especial, un chequeo de pasaportes, guardias que no entienden nada y la clásica pregunta de hacia donde nos dirigíamos.

etapa10-dubrovnik-tirana
Mapa carretera – Dubrovnik a Tirana

La carretera transcurre por las cimas de las montañas, íbamos mirando la costa hasta que encontramos un punto en que el camino estaba a nivel del mar. Nos paramos en la peculiar bahía de  Kotor (en serbio, Kotorska Boka) o también conocido como «el fiordo más meridional de Europa»

Realmente no sabíamos a las afueras de que pueblecito de pescadores nos encontrábamos, pero sí que sabíamos que era a donde nadie nos iba a molestar. Nos quedaban las últimas cervezas croatas y el dia acompañaba a disfrutarlas en aquella calita de piedras y aguas cristalinas. Meko como loco se metió en el agua y después empezó a escarbar en la tierra. Javi se atrevió a bañarse aunque el agua estuviera helada.

Pasamos un día muy agradable en la playa, tanto que se nos hizo tarde para visitar la ciudad de Kotor. Ya eran casi las seis de la tarde cuando volvimos a la carretera. Todavía nos quedaba llegar a Tirana… Mientras nos alejábamos pudimos disfrutar de las vistas a las famosas islas Sveti Dorde (San Jorge), con un monasterio benedictino del siglo XII y la isla Gospa od Škrpjela (Nuestra Señora de las Rocas), una isla artificial. Según cuenta la leyenda esta última fue construida con los restos de los barcos naufragados en la bahía.

Iglegsia de Gospa od Škrpjela
Islas Sveti Dorde

La noche fue abriendo paso cuando llegamos al paso fronterizo de Sukobin. La burocracia se solventó con la agilidad habitual, pero esta vez el agente de la frontera nos avisó de que era peligroso conducir hasta Tirana de noche, con lo que nos invitó a pasar la noche en la frontera. Educadamente desestimamos su oferta, el plan era llegar a la capital albanesa. Esta noche por fin tendremos nuestra primera experiencia de Couchsurfing.

kotor-montenegro-2
Atardecer en Montenegro

Poco a poco íbamos descubriendo Albania y lo que vimos nos pareció muy extraño: El estado de las carreteras había cambiado drásticamente, no había alumbrado público en ninguna de las poblaciones, en el asfalto había grandes boquetes, no existía delimitación entre los carriles, mucha gente iba andando por el arcén en mitad de la nada había muchos perros callejeros atropellados en la carretera… Y lo más extraño y lo más absurdo también era el comportamiento de los conductores, tienden a saludarse entre coches dejando las largas puestas hasta que el otro, viniendo de frente, conteste de la misma manera (o tenga un accidente por no poder ver nada…). Cuesta acostumbrarse, pero lo cierto es que ya no estamos en la Unión Europea, hasta tendremos que cambiar de divisas.

Al llegar a Tirana la cosa no cambió, el tráfico era aún mas caótico. Perderse o equivocarse de camino allí no es un problema, cualquier giro en coche esta permitido a pesar de la fuerte presencia de la policía. Había agentes en casi todas las intersecciones, pero no parecían “matarse” de trabajar, sino más bien parecía una reunión entre colegas de uniforme para charlar un rato mirando los coches pasar.

Ya habíamos encontrado el lugar de encuentro con Ludian, nuestro anfitrión albanés. Era bastante tarde, cerca de las diez y aun nos quedaba aparcar el coche cerca de su casa… y la verdad es que de noche el barrio no nos dio buena espina. Por consejo de Ludian, le pagamos algo a un chico de unos 13 años para que nos vigilara el coche en una explanada bajo su casa. Rezaremos para que no nos abran el coche.

couchsurfing-tirane
Ludian, preparando la cena. ¡Que suerte tenemos!

Estábamos agotados a la vez que nerviosos de estar en una casa extraña en una ciudad muy distintas a las que habíamos visitado anteriormente. Nos ofreció la cena que había cocinado para nosotros, nos pusimos al día mientras comimos y nos cedió su dormitorio. Estábamos un poco más tranquilos, Ludian parecía muy buena gente y nos contó rápidamente la historia de su país. ¡A descansar, mañana nos toca visitar Tirana!

Anterior: 9ª Etapa: Zadar – Dubrovnik

Next Stop: 11ª Etapa Tirane – Sarande

Tu opinión nos importa. Ayúdanos a mejorar con tu valoración. ¿Qué te ha parecido?

3 comentarios de “10ª Etapa: Dubrovnik – Tirane (Kotor-Montenegro, nuestro primer día de playa)
  1. Pingback: TOP 10 blogs para viajar con tu perro

    • PerroMochilero dice:

      Porque normalmente la gente no responde de un día para otro y cuando no sabes donde vas a estar mañana es un poco complicado encontrar a alguien que te pueda alojar. Al final lo solventamos con un poco de planificación. Ademas hasta que salimos de Francia habíamos estado con amigos y muchas veces también agradecíamos tener un poco de intimidad, sin compromisos sociales y disfrutar de tiempo para nosotros. Al final es lo que va surgiendo mientras te vas adaptando a la vida nómada!! Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.