8ª Etapa: Koritnica – Zadar (Lago Bled y Bohinh)

Tras el desayuno con nuestros nuevos amigos eslovenos, volvimos a la rutina de conducir. Tal y como nos habían recomendado íbamos a visitar el lago Bohinj. El sol iluminaba con intensidad la carretera, ésta seguía bordeando las verdes montañas. La niebla brillaba por su ausencia. Era un día fantástico para disfrutar del camino y de los lagos. Aproximadamente una hora y media después llegamos a Bohinj.1405020245-2 Como el tiempo acompañaba, no eramos los únicos en el lago, mucha gente había decidido darse un paseo por allí. Meko estaba nervioso, como siempre  intentando bañarse. Ese día el agua estaba helada, pero aun tiritando no parecía quejarse demasiado.1405020246-2 La felicidad que desprende es contagiosa y nos ayuda bastante a conocer a gente, en esta ocasión a una pareja de ingleses con quien compartimos nuestras aventuras.1405020248-3 El sitio era precioso, el agua impecable y todo muy tranquilo a pesar del camping situado justo al lado del lago. Apenas había pasado una hora cuando el tiempo empezó a cambiar, en pocos minutos estaba chispeando. Corrimos al coche en dirección al sitio mas famoso de Eslovenia, el lago Bled. Efectivamente era un lugar mucho mas turístico, lleno de hoteles y restaurantes y por supuesto de turistas. Subimos hasta el castillo, al que no entramos, para admirar la vista desde lo mas alto. En mitad del lago avistamos la islita tan famosa con su campanario.1405020277-2 Que bonito todo y que increíble es pensar que pudieron en el siglo XV emprender tal obra en mitad de este lago glaciar! Decidimos comer algo antes de seguir nuestra ruta y buscamos algún lugar con intimidad, pero por todos lados había gente y encima no se podía acceder al lago en si, todo estaba cerrado con una valla.1405020272-2 Finalmente, pudimos encontrar un sitio a donde nuestro querido Meko se iba a poder bañar de nuevo. Meko iba feliz y tranquilo en el agua con su palo, pero por desgracia un enorme cisne le acechaba. Javi tuvo que enganchar al perro del cuello y sacarlo del agua y Lauranne tirarle una piedra al cisne que marchaba graznando tras intentar atacar a nuestro perro.1405020284-2 Una vez mas la tormenta nos perseguía, de repente escuchamos unos estremecedores truenos… no era el día adecuado para seguir de picnic. Ya era media día y consideramos que habíamos aprovechado las mejores horas de sol en los lagos. Era hora de volver a la carretera. Íbamos en dirección a Ljubljana, pero ¿visitarla  en plena tormenta? -no parecía una buena idea. Otro día sera, pongamos rumbo a Croacia. Y así fue. Sin  bajarnos del coche atravesamos la capital bajo la lluvia y cogimos sin demora la autovía en dirección a Zagreb.1405020286-3

A mitad de camino decidimos desviarnos hacia el sur y cruzar por otro puesto fronterizo secundario. Fue la primera vez que nos encontramos un control.¡La primera frontera de verdad! Tuvimos que enseñar los pasaportes los documentos del coche y de Meko. Pero una vez mas viajar con tu perro en coche no es un problema. No nos pusieron pega alguna por el animal.

El paisaje cambiaba conforme perdíamos altitud. Volvimos a encontrarnos con la autovía y decidimos conducir hasta llegar a Zadar. Empezamos a estar agotados, tanto que al llegar a nuestro destino no teníamos fuerzas para buscar un hostal o algún sitio donde dormir. Finalmente decidimos aparcar donde estábamos, en el puerto, y dormir en el coche.

Anterior: Koritnica
Siguiente: 9ª Etapa: Zadar – Dubrovnik (Sorprendidos en Bosnia y Herzegovina)

8ª Etapa: Koritnica – Zadar (Lago Bled y Bohinh)
Te parece util?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *