4ª Etapa: Grasse – Asti (Conduciendo en Monte-Carlo)

Tras despedirnos de Charlotte y su familia, nos invadía una sensación extraña. Una contradicción. Por una parte nos alegrábamos de continuar nuestra aventura. Por la otra, nos entristecía el distanciarnos. Sentíamos que dejábamos un pedacito de nosotros en aquella morada.Grasse - Asti

Pero ya era el Sábado 26 de Abril. Un día muy soleado, ideal para recorrer los rincones y playas de la costa francesa por ultima vez.1404262613

 

Por la ruta que teníamos planeada, había una parada casi obligatoria, Monaco. Pasar tan cerca y no visitarlo seria algo que nunca nos perdonaríamos.Principado de Monaco

Realmente no queríamos bajarnos del coche,  ni imaginar lo que tendría que costar una hora de parking. Habíamos pensado dar una vuelta en coche y la verdad es que la idea no podía ser mejor. Estaban preparando el trazado para el circuito urbano del principado. En un par de semanas las calles se convertirían en el escenario del famoso Grand Prix de Formula 1.

Pero ahora solo faltaban los espectadores, cosa que a Javi no le importaba mucho, se sentía como Fernando Alonso pero en un Seat Toledo y a 30km por hora… Al entrar en el túnel no paraba de hablar de  la cantidad de veces que lo había recorrido en algún videojuego. Nos quedamos con ganas de visitar el casino, pero nos quedaban muchos kilómetros por recorrer antes del anochecer.  1404262614

Continuamos con nuestra rutina de no pagar por circular, lo que nos llevó a una carretera secundaria repleta de motoristas disfrutando de sus reviradas curvas. Inclusive atravesamos una aldea en el que estaban celebrando un rally de coches clásicos.1404262624

Viajábamos de pueblo en pueblo. Ganando altura constantemente, hacía rato que ya no veíamos el mar, si no montañas con algo de nieve en sus cimas. Sentíamos como bajaba la temperatura, cuando de repente avistamos una caravana de coches, no sabíamos lo que sucedía.Viajando con perro en coche

Nos bajamos del coche y gracias a Meko, alguien se acerco y nos comento que era un túnel en obras, cada media hora se abría en una sola dirección. Tuvimos suerte, solo tuvimos que esperar unos 10 minutos, al atravesarlo ya estábamos en Italia.1404262650

Nos dirigíamos hacia el interior del país. Habíamos buscado en Internet varios camping en distintas ciudades para pernoctar. Cuando se hizo de noche aun nos faltaba casi una hora para llegar al mas cercano, en Asti. Dimos varias vueltas por la ciudad hasta encontrar una señal que nos indico el camino correcto, nos fue guiando hasta las afueras y cuando parecía que estábamos perdidos de nuevo, allí estaba por fin, el Camping U. Cagni. La recepción nocturna fue muy amable. Montamos rápidamente la tienda, era nuestra primera vez. Realmente nos hacia ilusión estrenarla y sentirnos un poco mas “aventureros”. Pero realmente fue un desastre. Nunca la habíamos probado con el perro. Creíamos que seria buena idea ponerlo en los pies, pero Meko es muy grande para un espacio tan estrecho. No terminábamos de acoplarnos. Estábamos tan cansados que finalmente nos quedamos dormidos.1404272754-2

Al despertarnos estaba lloviendo. Debíamos secar la tienda para que no se estropeara en el primer día. Teníamos secador pero la suerte no estaba de nuestro lado, los italianos tienen un conector diferente para los enchufes. Gracias a dios, los empleados del camping fueron muy amables con nosotros y nos consiguieron un adaptador y un techo donde secarla. También nos vino muy bien para Meko, cuando llueve se vuelve loco corriendo por todas partes. Con todo listo, pasada ya las una del medio día, nos dimos una breve ducha con agua calentita para entrar en calor. Tras esto nos despedimos de los amables trabajadores del camping.1404272753-2

Con las prisas ni si quiera habíamos desayunado, paramos en un bar a probar un autentico espresso, recuperamos fuerzas y volvimos una vez mas a la carretera.

Anterior: La Côte d’Azur 
Siguiente: 5ª Etapa: Asti – Mantova
4ª Etapa: Grasse – Asti (Conduciendo en Monte-Carlo)
Te parece util?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *