fbpx
Rich - Nuestro perro de la raza Thai Ridgeback

Rich, nuestro Thai Ridgeback

Este es Rich, nuestro perro de la raza Thai Ridgeback o perro crestado tailandés. La característica más peculiar de esta raza es que tienen una franja de pelo en lomo que crece al revés en forma de cresta. Es un perro super exclusivo fuera de Tailandia por el que pueden llegar a pagar una fortuna, pero como vivimos en Tailandia, podemos encontrar miles de ellos en las calles, a donde Rich pertenecía.

En este post te contamos lo que es vivir con un Thai Ridgeback (+2perros Grandu/Priya😁), de donde vienen, como son y que carácter tienen. Además os contaremos como Rich acabó en nuestra familia.

Riche el Thai Ridgeback de PerroMochilero
Aquí se puede apreciar la cresta o “ridgeback” recorriendo su lomo completamente.

Características físicas del Thai Ridgeback

Empezamos por que los Thai Ridgeback son perros musculosos, pesan entre 20 y 35 kg y viven, al igual que los mayoría de los perros de su talla, entorno a los 10/15 años. Rich en concreto no es muy alto y mide 56 cm (lomo), pero pueden llegar a los 61 cm. Su principal característica es la cresta de pelo, una anomalía genética que solo es compartida por otras 2 razas razas de perros en el mundo: el Rodhesian Ridgeback (África) y el Phu Quoc (Vietnam).

 

Tienen, las orejas triangulares y tiesas, que son un buen radar con el que estar todo el día atento de todo, ¡no se les escapa una! Los tatuajes que tiene el nuestro en las orejas son para identificar a los perros callejeros que están esterilizados. Tienen un cuello potente conectado a una cabeza compacta con poca distancia del hocico a la parte mas alta de la cabeza. Esto deja poco espacio para los ojos, y le da un rasgo bastante asiático 😑. Tienen un largo hocico que le proporciona un excelente olfato de rastreo, con poco trabajo son capaces de aprender a encontrar objetos.

Disponen de una potentísima mandíbula, que junto a su imponente pecho le da una engañosa apariencia ligeramente agresiva. Las patas delanteras sin embargo, no van muy bien en terreno rocoso y parecen débiles comparadas con el resto del cuerpo, dándole un aspecto de “Tyrannosaurus Rich” 🦖 o “T-Rich” como le decimos muchas veces. Así que para calmar a esta fiera, recomendamos darles una gran dosis de ejercicio diario, son perros muy activos y aunque las características físicas de los Thai Ridgeback bien le valdrían el etiquetado de perro potencialmente peligroso, no esta catalogado como PPP. 

Como decimos, su mayor característica es su cresta, y es que como el pelo del lomo le crece en dirección contraria al resto del cuerpo, se le queda de punta y hace efecto “terciopelo”, en la que se ve más clara o más oscura según el ángulo del que lo mires. El tipo de pelaje es de pelo muy muy corto, lo que hace que su piel este bastante expuesta y la hace bastante propensa a coger infecciones debido al clima húmedo tropical del sur de Tailandia. Rich en concreto tiene la piel muy grasa y coge hongos con facilidad. Lo que mejor nos funciona para tratarlo es usar el champú Malaseb. Los perros crestados tailandeses son de color marrón, negro y gris.

De donde viene y precio del Thai Ridgeback

Es una raza de perros muy querida por los tailandeses al ser un perro autóctono del país. Esta considerada como la “Raza Real de Siam”, así fue nombrado por el gran amante de los perros el rey Rama IX. Al parecer es una de las razas más antiguas del mundo, eran los perros guardianes y de caza de los pobladores de las tribus, que al estar aisladas en la jungla, han hecho que su raza no se mezclara con otras, conservando su genética casi intacta durante aproximadamente 30.000 años. El perro crestado tailandés está considerado como una raza de perro primitivo.

Se dice aquí que esa cresta da buena suerte, tal vez sea por eso que valen tan caro. El precio medio de un Thai Ridgeback con buen pedigrí es de unos 1500 dólares pero puede valer hasta 10.000€! Estos perros son muy difíciles de encontrar fuera de Tailandia y tan solo hemos encontrado un par de criadores en Europa que los hayan importado. Así que es casi una exclusividad… y al nuestro lo habían tirado a la basura!

Carácter y Temperamento del Thai Ridgeback

Rich, al igual que muchos otros Thai Ridgeback, es bastante controlador y protector, siempre necesita saber quien eres y que haces. Si alguien que no conoce viene a nuestra casa, salta la alarma Rich. Los repartidores tienen miedo de venir a casa. El perro no se fía de ellos y ellos tampoco del perro. También persigue por la calle a la gente que pega acelerones con sus motos o que conduce de manera extraña.

Los Thai Ridgeback son perros agiles y corren rápido. Solemos tener que intervenir porque, por miedo o maldad, la gente coge un palo / una piedra del suelo, amenazándole y ya vimos a algunos pegarle una patada en la moto. Rich es muy listo, reconoce los sonidos de los motores tantos de las personas que quiere como de las que le intentaron pegar. Tiene muy buena memoria y si has sido malo se acordara de ti. Cuando te vuelva a ver en la carretera te va a desafiar, pero si fuiste bueno con el, la fiesta será tremenda. ¡Es muy cariñoso!. Si entras en su juego, te sigue corriendo hasta donde pueda, ladrándote. Pero de nuevo, el dicho “perro ladrador poco mordedor” conviene muy bien a Rich puesto que a la hora de la verdad, no es nadie. No podemos cambiar a la gente así que intentamos cambiar a Rich.

Thai Ridgeback hojas
A nosotros no nos parece una raza agresiva, ¿y ti?.

Y no es la única cosa que intentamos trabajar con Rich: es un glotón. Se supone que los Thai Ridgeback son perros fieles, pues si Rich ve alguien pasar con comida que le gusta, cambia de dueño rápido. Buscar en las basuras también le encanta y sabe perfectamente a donde están. Así que cuando le parece, cuando no le gusta la comida que se le da, se va a dar su paseo a ver si pilla algo mejor en la basura de un restaurante del barrio.

Con los demás perros, si son machos, es bastante dominante pero nunca llega a ser agresivo más bien bastante chulo. Pero en cuanto le queda claro su rol, empieza a querer jugar. Pero a veces, de por su potencia, Rich juega a lo bruto y termina sin amigos. Decimos que es un perro incomprendido…

Rich es un pelín terco pero es a su vez muy tierno. Les da pánico los truenos y no le gusta mojarse. Cuando ve que el tiempo se va aponer malo, viene corriendo a refugiarse en nuestra casa. ¡Hasta nos rompió la mosquitera un día! Se pone a temblar hasta tranquilizarse y hacerse una rosquilla en tus pies o en tu cama, bien pegadito a ti. Es un perro un poco raro también: le encantan los bichos. Por la noche se puede pegar una hora debajo del poster de la luz a buscar cochinillas para mordisquearlas y escupirlas. Ha cambiado mucho con los años, es un perro muy cariñoso ahora y le queremos un montón.

La historia de Rich, el Thai Ridgeback de PerroMochilero

Llegó en nuestras vidas a principios de 2016, era el perro del salón de masaje de la calle donde vivíamos antes en Rawai, Phuket. Si digo era, es porque, en unos meses, el plan es llevárnoslo a Europa junto con Priya y el Grandullón. Así que ya es hora de que te contemos la historia de Rich, ese perro tan especial…

Cuando llegó al vecindario, tendría aproximadamente unos 6 meses y ya la gente le tenía miedo. Este Thai Ridgeback era un cachorro potente, con su peculiar “mirada de loco”, unas orejas gigantes y una boca llena de dientes afilados, que perseguía a todas las motocicletas que pasaban por delante de su casa.

Por lo que entendimos el propietario del salón de masaje, un hombre sueco, le adoptó en una asociación en Koh Samui. Ellos le rescataron de una de las basuras de la isla

Thai ridgeback pelo corto marron
Los Thai Ridgeback son de color marrón como Rich, negro y gris.

Al vivir en nuestra calle, Rich se encontraba todos los días con Meko y Sara. Siempre quería jugar con ellos pero Sara estaba demasiado asustada y Meko sólo le saludaba rápidamente antes de seguir con su camino. Al par de días de su llegada en el barrio, Rich cogió a Meko como modelo. Copiaba todo de él hasta que finalmente, un día, decidió seguirnos a casa. El motivo por el que habían adoptado a Rich era guardar el salón de masaje, pero él tenía claro que no quería estar encerrado solo por las noches. Lo que quería él era guardar nuestra casa y quedarse con sus colegas Meko y Sara.

Vivíamos muy cerca de su casa, a unos 200 metros. Así que antes de cerrar, las masajistas del salón venían a buscar a Rich en nuestro jardín. Cuando las escuchaba, se metía corriendo para dentro, escondiéndose en un rincón, debajo de una mesa, la cama, lo que fuera para quedarse. Muchas veces se salía con la suya pero otras veces, le castigaban y le encerraban. ¿Qué hizo Rich? ¡destrozó la puerta de madera del salón de masaje!

A los pocos días, uno de nuestros vecinos adoptó un cachorro, Lucky. Le vino divino a Rich, siempre estaban jugando juntos. Al ver que Rich copiaba Meko, Lucky decidió hacer lo mismo. Estaban claramente aprendiendo de él. Sara mantenía el orden en la manada. Cuando se aburrían y necesitaban desfogar se iban a dar vueltas en la esplanada en frente de casa. Y es así como empezamos a salir a la calle con 4 perros: Meko, Rich, Sara y Lucky.

perros guardando casa
Los perros crestados tailandés son muy buenos guardianes, guardan hasta de la que no es su casa!

Cuando Meko se puso malo, todos los perros se comportaron de manera distinta. Rich era más tranquilo que de costumbre, sabía que Meko estaba muy malo. A los días de Meko irse, empezó a quedarse aún más en casa. Claramente, nos pedía permiso para quedarse, ayudarnos a llevar la perdida de nuestro amigo mejor. Y eso hizo, se volvió muy cariñoso.

perro crestado tailandes cama
Rich en la cama de Meko, ganando terreno…

En 2 años, intentamos educar a ese perro incomprendido. Había hecho grandes avances aunque siguiera mordisqueando brazos para demostrar su amor. Pero decidimos irnos una temporada indefinida a Myanmar ya que nos salió una buena oportunidad laboral. Empezamos a dejar de hacerle tanto caso para que la separación sea menos difícil. Queríamos llevárnoslo pero por múltiples motivos, era mejor así, ya tenía “dueños”

Un mes después de habernos instalados en Yangon en Myanmar, vimos, en uno de los grupos de Facebook, una foto de Rich. Le habían encontrado en la calle una noche de tormenta a unos kilómetros de su casa. Al día siguiente, llevaron a Rich de vuelta al salón. Nos sentimos culpables de haberle dejado allí.

Cuando volvimos a Phuket de vacaciones después de 6 meses viviendo en Myanmar, fuimos a verle. Estaba en el salón de masaje y se puso loco de contento, empezó a mordernos el brazo como lo hacía antes. Fue un bonito reencuentro pero fue difícil separarnos de nuevo cuando tuvimos que volver. Al menos, pudimos ver que estaba allí y que estaba bien.

A mediados del 2019, nos mudamos a Phuket de nuevo pero en una casa distinta…Un día nos encontramos a Rich andando por la calle y nos siguió hasta nuestra nueva casa. Venía a dormir todas las noches, a comer y se iba a dar un paseo por el barrio. Desde que rescatamos a Priya en Octubre del 2019, Rich ha pasado de quedarse de unos días a unos meses seguidos sin pasar por el salón de masaje. Se ha vuelto muy protector de ella y juegan como locos juntos en la playa. Ella aprendió de él a jugar a lo bestia y él a ser cariñoso. Pero en este barrio, la gente también le tiene miedo, algunas que otras personas le reconocen para bien y para mal.

Perros descansando en la playa de tailadia
A los perros tailandeses les gusta la playa, pero el agua!

Como dije al principio del post, tenemos que mudarnos a Europa y obviamente, no vamos a abandonar a nuestros perros aquí. Esta vez, nos llevamos a Richi. Nunca quisimos reconocer que era nuestro perro puesto que no lo era. Pero durante la pandemia, cuando los centros de ocio y bienestar tuvieron que cerrar, nadie se preocupó por Rich. Tienen mi numero de teléfono y hasta saben donde vivimos pero nada. De repente, la puerta del salón de masaje estaba cerrada. Pasaron los meses y nada cambió. Siempre que hay que llevarle al veterinario, le llevamos nosotros. Es bastante obvio, no quieren a Rich ni cuidan de él como necesita. Entonces decidimos que Rich era oficialmente nuestro perro y que todas sus chulerías se tenían que acabar puesto que en Europa, ni podrá ir por libre, ni cruzar carreteras o perseguir motos como lo hacía antes.

No existe otra opción que la de llevárnoslos y hacer de ellos los próximos Perros Mochileros.

 

Si te ha gustado o te ha resultado útil, por favor compártelo en las redes sociales para que podamos seguir haciendo más contenido como este.
¡Gracias!

Tu opinión nos importa. Ayúdanos a mejorar con tu valoración. ¿Qué te ha parecido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.