fbpx
perromochilero collares perros

Todo lo que tienes que saber sobre Collares para Perros

Ya está, tomaste la (excelente) decisión de adoptar un perro. Ya sabes que nombre le vas a poner, preparaste tu casa para la llegada del nuevo miembro peludo de la familia, tienes un montón de juguetes, una cama, utensilios diversos para su cuidado y solo te falta una cosa: elegir entre los distintos tipos de collares para perros el que más le convenga al tuyo.

En España, en la gran mayoría de los sitios públicos, es obligatorio que tu perro tenga collar y/o esté atado sino te puede caer una multa de entre 90 y 300€ por llevar a tu perro suelto e incluso más si está considerado como PPP. Así que hoy en este post, te vamos a ayudar en esta elección en función de la edad de tu perro, de su tamaño y peso pero también de la actividad que quieras realizar con él. ¿Listo para elegir el próximo collar de tu perro?

Consejos para elegir el collar de tu perro

Tomar las medidas para comprar tu collar para perro

Las medidas correctas del collar para tu perro son las del tamaño de su cuello más aproximadamente 5 centímetros. Te recomendamos usar un metro flexible para tomar las medidas. Si te pasa como a nosotros con Grandu y el metro le da miedo a tu perro, usa cualquier prenda de ropa (una bufanda por ejemplo) y enróllasela alrededor del cuello, dejando algo de margen. Coloca la prenda en el metro, ya tendrás las medidas del cuello de tu perro. Una vez puesto, tienes que poder meter al menos 2 dedos entre su cuello y el collar.

Elegir el material adecuado

Los principales materiales de collares para perros son: el nylon, el cuero, el metal y el neopreno. Los collares de nylon suelen ser más baratos, algo menos duraderos que los demás pero la gran mayoría tiene un sistema de cierre de clip que lo hace más práctico de quitar y poner. Los collares metálicos o cadena para perros, en función del metal, pueden oxidarse e iritar la piel de tu perro o durar para casi siempre y ser el collar ideal. Son algo más complejos de poner pero es cuestión de práctica, no hace falta ser un genio.

Los collares de neopreno son más cómodos para el cuello de tu perro. Además secan más rápido que los otros materiales y es perfecto para los perros con alergias de piel como nuestro perro, Rich. Los collares de cuero son también muy buenos para perros con problemas de piel. Además son más duraderos que todos los demás y fáciles de limpiar.

Collares para cachorros

El collar ideal para los cachorros es uno básico es decir que sólo agarre el cuello. Los encontraras de nylon o de cuero y con cierres de clic o bien con hebilla. Lo más probable es que sea la primera vez que tu perrito tenga un collar así que más que para pasear o enseñarle, este collar será para acostumbrarle a llevar uno. Si buscas collares para perros baratos fáciles de poner y quitar, te recomendamos uno de nylon. Aunque de muy chico no importará mucho, los collares acolchados de neopreno son los mejores ya que no dañaran el cuello de tu nuevo amigo peludo.

Los collares de cuero pueden parecer más resistentes pero a su vez son más rígidos y pueden dañar el cuello del pequeño. Los collares de cachorros de nylon suelen tener bandas reflectantes y ser ajustables además de poderse lavar con más facilidad por lo que nos parecen ser una mejor opción.

Al nivel de cierre, la ventaja de los collares para perros con clip de plástico es que te permitirán ponérselo en menos tiempo que si es con hebilla y así, si tu cachorro tiene mucha energía, será más fácil para ti.

Recuerda, el tamaño de collar ideal te tiene que permitir pasar algo más de un dedo entre el collar en sí y el cuello del animal para que no le apriete pero tampoco dejes demasiado espacio o se lo podrá quitar.

Collares para perros pequeños

Los collares ideales para los perros pequeños son los collares de paseo. Puesto que se supone que podrás controlar a tu amigo peludo en todo momento, no necesitarás un collar especial. Los collares de paseo están hechos de cuero, nylon o bien de neopreno. Los hay para todos los estilos y de todos los colores que quieras. Se suelen cerrar con una hebilla o un cierre de liberación rápida de plástico. Para saber si es el tamaño ideal, tendrás que ponerle el collar a tu peludo y que quepan 2 dedos entre su cuello y el collar. 

Collares de paseo

Si tu perro no tira de su correa, si es un perrito viejo o un cachorro, te recomendamos que uses un collar de paseo. Es un collar básico que se pone alrededor del cuello. Como dijimos en el aparte anterior, hay collares de paseo para perros de nylon, cuero e imitación, neopreno, silicona, con luz LED, reflectantes y hasta con GPS.

Como puedes ver hay muchos modelos distintos en función de lo que busques y muchos son ajustables. Podrás elegir también que cierre te gusta más si el de clip de plástico o el de hebilla. Obviamente, los hay de todos los colores, diseños y precios. Recomendamos quitárselos después del paseo.

Arnes y Pecheras para perros

Los arneses son la solución ideal para no dañar el cuello de tu animal. Los hay de todos los materiales ya sea neopreno, nylon o bien cuero y evidentemente en todos los colores. Se colocan en la parte alta de la espalda de tu perro, alrededor de su pecho y abdomen y tienen una argolla en la parte inferior, la más cercana a ti, para que ates su correa.

Estos collares son buenos para los perros de todos los tamaños y edades que no suelen tirar de su correa o que puedas controlar. Ya que no le dolerá el arnés ni le apretara el cuello, puede que tu amigo siga tirando si suele hacerlo. En este caso, te recomendamos que pruebes otro tipo de collar. Sin embargo, el arnés es una de las mejores opciones si viajas en coche con tu perro, para su seguridad y la tuya. Los arneses usan un sistema de clip para el cierre ya sea en la parte delantera o trasera.

Collares de adiestramiento para perros

Si tu perro no te hace caso, tira de la correa cada vez que pasa un vehículo, otro perro o tu vecino que le cae regular, te recomendamos que pruebes con un collar de entrenamiento para perro. En función de tu perro y de tus necesidades, encontrarás una lista de todos los tipos de collares de adiestramiento para perros que existan en el mercado.

Te recordamos que esos collares sirven para adiestrar a tu perro, no son instrumentos de castigo sino de corrección de su conducta. Algunos te podrán parecer métodos crueles y anticuados pero existen y queremos contarte cómo funcionan para que puedas elegir el mejor collar de adiestramiento para tu perro.

Collar de semiahorque

Existen principalmente dos modelos de collares de semi-ahorque: puede ser una cadena de acero con anillos soldados o bien un collar de nylon o neopreno con acero. Se usan para corregir el hábito de tirar de los perros. Si el perro tira, le aprieta más el cuello y si para de tirar se afloja. No llegan a ser collares de estrangulamiento, es más bien una mezcla entre el collar de paseo y el de ahorque pero si tienen el mismo propósito: adiestrar perros de tamaño mediano a grande con caracter dificil.

Collar para perros tipo Martingale

El collar Martingale suele ser de nylon y tiene una parte corrediza que hace que el collar se cierra sobre sí y cuando tira el perro, se ajusta a su cuello. Su anchura permite repartir la presión ejercitada sobre el cuello de tu perro y daña menos su cuello. Es el tipo de collares que usan principalmente los propietarios de perros tipo galgo o perros con cabezas finas en general que pueden quitarse el collar con facilidad. Para saber si está bien colocado, tendrás que atar la correa al collar y comprobar que quepan 3 dedos entre las anillas de la cinta corta.

Collar de cabeza para perros tipo Halti

Los collares de cabeza para perros también llamados ronzal o dogal se usan principalmente para los perros medianos a grandes con bastante energía. Se usan exclusivamente para pasear ya que se colocan alrededor del hocico y se cierran detrás de las orejas con un bucle. Suelen ser regulables detrás de las orejas y tienen un broche de plástico para el cierre.

Para enganchar la correa tiene una argolla debajo de su barbilla y otro al nivel del cuello para que puedas enganchar una correa con 2 mosquetones. Obviamente, son incompatibles con las correas extensibles. Es básicamente el mismo mecanismo que el usado para los caballos. Tu perro podrá abrir la boca para beber y comer, no está tan apretado como un bozal pero una vez en casa, tienes que quitárselo y dejarlo libre o usar otro tipo de collar.

Collar de ahorque para perros

Los collares de estrangulamiento o de cadena se usan únicamente para el adiestramiento del perro si no puedes controlar a tu perro sin él. La mayoría son metálicos y funcionan como un lazo: cuanto más tira tu perro, más se cierra el collar y más le aprieta el cuello. Los adiestradores los suelen usar para los perros con mucha fuerza y muy tercos. Los usan dando tirones secos y rápidos al animal cuando no se comporta debidamente. Con estos collares existe un riesgo real de estrangulamiento, no son para jugar.

Collares para perros eléctricos

El collar de adiestramiento para perros con descarga eléctrica te permite controlar tu perro con un mando a distancia, mandándole descargas cada vez que se comporta de manera inapropiada. El collar lleva por dentro dos diodos con una o dos pilas que producen las descargas. Funcionan con una distancia de hasta 800 metros según el modelo, puedes regular la intensidad de las descargas y son resistentes al agua. Según muchos adiestradores, su uso no es perjudicial para tu perro pero su uso tiene que ser responsable ya que suele hacer falta en muy pocas ocasiones.

Según algunos estudios, los perros educados mucho tiempo con collares eléctricos suelen tener más estrés y tener más dificultad para interactuar tanto con humanos como con otros perros. Recomendamos los collares para perros con descargas como último recurso y uso muy limitado en el tiempo.

Collares para perros personalizados

¿Buscas collares para perros originales? Te entendemos, a nosotros tampoco nos gusta que nuestros perros tengan el mismo collar que todos los demás (al menos que sea extremadamente bonito 😆). Tú eliges el material, el color, el diseño y todo lo demás en función de tu presupuesto.

Además, existen collares para perros con nombre grabado que además de ser bonitos, son útiles puesto que si un día se pierde tu perro (esperemos que no), si tu perro es algo sociable, cualquier persona que se cruce con él podrá llamarle por su nombre y así tal vez, tranquilizar a tu querido peludo. Pero los collares para perros personalizados también te permiten insertar tu número de teléfono. Así, además de llamar a tu perro por su nombre y crear confianza, la persona que lo encuentra podrá contactar contigo.

Collares antiparasitarios para perros

Los collares antiparasitarios para perros no sirven ni para pasear a tu perro ni para adiestrarle pero para proteger tu perro contra las garrapatas y las pulgas. Suelen estar recubiertos de producto para repeler aquellos bichos que quieren chupar la sangre de tu amigo peludo. Te recomendamos ponerte guantes cuando se lo pongas o lavarte bien las manos después. Protegen a tu perro entre un mes o 12 meses en función de la marca que usas.

Cómo acostumbrar a tu perro a su collar

Cuando ya tengas comprado el o los collares para tu perro, deja el collar que elegiste en el suelo donde él está y apártate, observando que pasa. Si tu perro es juguetón, puedes probar jugar con él con su nuevo collar. Deja que lo huela sin hacer que esto sea algo extraordinario, más bien algo normal.

Cuando ya veas que es el momento oportuno, ponle el collar, ajustando el tamaño. Tienes que poder meter 2 dedos entre el collar y su cuello. Si tu perro sale corriendo como fue nuestro caso con Grandu, insiste un poco pero no demasiado, no quieres que le tenga fobia al collar. Inténtalo de nuevo más tarde con premios y poco a poco todos los días.

Cuando lo consigas, distraelo ya sea jugando con él, llevándolo de paseo o bien dándole un premio o de comer. Te recomendamos que si es su primera vez, en función de su reacción, no se lo dejes puesto más de 15 minutos. Las primeras veces, tendrás que ponérselo siempre que hagáis cosas divertidas juntos.

Los collares para perros no son un castigo, al contrario, deben de significar paseo y tiempo junto a su dueño. Cuando llegues de vuelta a casa, quitaselo y dale muchas caricias y/o un premio para demostrarle que lo ha hecho muy bien aunque lo haya hecho regular… Es cuestión de práctica, no te desanimes ya que él lo notará. El collar es el inicio de una gran relación entre humano y peludo.

 

 

Si te ha gustado o te ha resultado útil, por favor compártelo en las redes sociales para que podamos seguir haciendo más contenido como este. Y si tienes algo que aportar o una pregunta, no dudes en dejarnos un comentario!
¡Gracias!

5/5 - (1 voto)

Tu opinión nos importa. Ayúdanos a mejorar con tu valoración. ¿Qué te ha parecido?

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.