44ª Etapa: Jammu – Srinagar (Kashmir: Territorio Prohibido)

La cantidad de controles policiales, en los que intentan conseguir sin éxito un soborno por nuestra parte, es impresionante. En la carretera hay cientos de militares y cuarteles por todas partes. Autocares llenos de soldados de un lado para otro, camiones de camuflaje y trincheras. Es un territorio altamente militarizado. La India quiere conservar su parte de Kashmir.Sin título

Para nosotros la noche anterior fue larga. Aprovechamos que sería la última noche con internet en varios días para hacer nuestro planing. Nos acostamos y despertamos tarde. Nos fuimos de esa habitación rosa estilo puticlub. Hicimos el checkout e intentamos pasear a Meko. Sin muchos problemas pero tuvo que ser rapidito. Tomamos un delicioso café frappe en una franquicia frente al hotel. Nos llegaba aun la señal del wifi. Cargamos el mapa, el GPS indicaba que íbamos a tardar de Jammu a Srinagar unas 5horas… Nada más para salir de la cuidad perdimos cerca de una hora. A las 13.00 estábamos en la carretera.

Ya no era como la del día anterior, era una autentica carretera de montaña a la que ellos llaman autopista… El tráfico es terrible, nadie respeta las normas de circulación.En cada adelantamiento la adrenalina recorre nuestros cuerpos. Al tener el volante en el lado izquierdo nuestra visibilidad es muy reducida, pero Lauranne desde su puesto de copiloto nos mantiene con vida.

Los camiones se empeñan en adelantarse unos a otros constantemente y no suelen dejar pasar a los vehículos más rápidos. Javi estaba bastante enfadado, no le dejaban conducir tranquilo y disfrutar de las curvas. A los conductores de Kashmir no les hacían gracia que un extranjero fuera más rápido que ellos. A los únicos que no parecía importarles nada eran a las hordas de monos que nos seguían vigilando.1408080845

Se hizo de noche, antes del viaje siempre decíamos que nunca conduciríamos de noche… eso fue antes del viaje. Tardamos unas 8 horas en hacer 300km. Con las paradas de Meko y con los controles, una vez mas intentaron estafarnos pidiéndonos dinero por los cristales tintados.

Justo cuando llegamos a la ciudad y no sabíamos por dónde tirar, un motociclista nos dio la bienvenida a su ciudad y nos preguntó a dónde nos dirigiamos. Una vez más la suerte estaba de nuestro lado, era el propietario de una de las casas flotantes en las que queríamos dormir. Le seguimos y nos mostró su barco, negociamos un precio una vez más, 1500 rupias por noche. Nos ofreció un çhay, el más bueno que habíamos bebido desde hacía meses.

El sitio nos parecía bueno, había césped, donde pasear a Meko y el coche aparcado frente al barco. Cargamos nuestras maletas y ¡a dormir!. Meko tambien tiene su dormitorio especial, el cuarto de baño.

140806067

44ª Etapa: Jammu – Srinagar (Kashmir: Territorio Prohibido)
Te parece util?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *